28 mar. 2014

Converse All Star, las "chucks" que no pasan de moda.

Está claro que el mundo de las bambas también vive de iconos.Todo comienza en 1908 en Massachusets, cuando Marquis Mills Converse funda en Malden, la Converse Rubber Shoe Company, donde apuestan por fabricar en serie cómodas zapatillas de lona con suela de goma, válidas para trabajar en diferentes profesiones como electricistas, empleados de la construcción, pintores, transportistas, mozos de almacén o trabajadores de fábricas.En esa época nadie veía en ello un negocio.

La idea no fue nada mal y la compañía creció rápido,ya que los diseños sencillos y confortables de Converse pronto ganaron muchos seguidores, pero no fue hasta una década después cuando todo cambió y comenzó su verdadero boom. Para evitar el bajón de producción del verano, decidieron diseñar un modelo exclusivo, pues al incluir la lona en la manufactura de sus productos, estos se hicieron mucho más resistentes y perfectos para un deporte más o menos nuevo llamado baloncesto, que los adoptó como sus zapatos oficiales." Él mismo era un gran apasionado de dicho deporte , y se le ocurrió diseñar una zapatilla especial para practicarlo, que sujetara el tobillo, tipo bota. Y así surgió el primer modelo de Converse como lo conocemos hoy en día.

Pero la mejor decisión a nivel comercial que tuvo el Sr.Converse fue contratar a una de las estrellas del baloncesto de la época, Chuck Taylor, (jugador del instituto All American y que más adelante vestiría la camiseta de los primeros equipos profesionales de la NBA,) que se calzó su primer par de zapatillas, con tan buen resultado que en 1921 se unió a la compañía convirtiéndose en el primer jugador en ser imagen y sello de una marca de zapatillas durante los siguientes 50 años.Desde 1923 ( año en que las ventas se dispararon) las adoptó como suyas al aparecer un parche con su nombre y símbolo en el área del tobillo de los zapatos.

A partir de ese momento, la línea sería conocida como Chuck Taylor All Star Converse, pero el pueblo simplemente las llamaría chucks. Pero la colaboración no se quedó ahí, sino que también sugirió algunas mejoras en el diseño que darían como resultado la legendaria zapatilla Chuck Taylor All Star, (all Star en referencia al baloncesto) una de las más vendidas en todo el mundo gracias también a que grandes nombres de la cultura juvenil emergente de los años 50 como James Dean o Elvis Presley la hicieron suya.

Con la profesionalización de la NBA, las exigencias de los equipos aumentaron y Converse tuvo que dejar su clásico color blanco y negro para adaptarse a las nuevas épocas y aportar los diseños coloridos y vistosos que las franquicias profesionales requerían. Incluso tuvieron que aumentar los materiales e introdujeron el vinil y la piel en aras de su supervivencia como marca y seguir siendo los favoritos de Norteamérica. Converse dominó el mercado en los años 70’s y 80’s. Su publicidad agresiva e intencional los colocaba como los zapatos que están por doquier, sin embargo, las cosas ya no iban tan bien: la aparición de Nike, Reebok y Adidas en los Estados Unidos representaron una competencia para la cual la compañía no estaba preparada.

Taylor, encantado con la idea y las zapatillas, siempre demostró su preferencia por estos zapatos deportivos y no dudó en adoptarlas como su calzado fetiche, convirtiéndose en el embajador que llevó la imagen de Converse por todos los Estados Unidos hasta su muerte en 1969.

Mucho han cambiado las cosas desde el nacimiento de la Chuck Taylor, ya que hoy en día incluso se combinan a gusto del consumidor, que llega incluso a customizar en casa sus pares para hacerlos todavía más únicos y personales....

Hoy en día siguen estando de plena actualidad, seguro que tú también tienes un par en tu armario. O más de uno... Y quién no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario