30 jun. 2014

El curioso efecto lipstick rouge

Que las mujeres nos sentimos mejor cuando estamos guapas no es algo nuevo, es algo que viene de siglos atrás, lo mismo que el mito de ir de compras para combatir un estado depresivo también es cierto , así que tenemos una manera diferente de hacer frente psicológicamente al drama de la crisis económica, comprar productos de belleza y sentirnos bellas, aunque nuestros bolsillos se resientan. Y no es una convención social, es una teoría científica. La barra de labios forma parte del particular uniforme de una mujer para transmitir una imagen atractiva. “Cuando una mujer usa un pintalabios en momentos de estrés lo hace para transmitir una imagen más viva y vibrante y no una mala racha”. Al fin y al cabo, cada mujer tiene su particular terapia en épocas de crisis, económicas y personales, y un rouge de labios es, con frecuencia, una buena terapia.

Un grupo de investigadores americanos ha bautizado su descubrimiento como ‘The lipstick effect’ (La teoría del pintalabios), un término que hace referencia a este fenómeno social. Además, han llegado a la conclusión de que la vía de escape no se limita a la cosmética sino que va más allá, también se han visto aumentadas las ventas de vaqueros y de ropa de diseño entre las mujeres. Se trata de uno de los índices más completos, ya que no sólo se tienen en cuenta las ventas sino que incluso el color influye para determinar la gravedad de la crisis.

Según este índice, las ventas de barras de labios se incrementan de forma notable en tiempos de crisis. Fue hace años cuando Leonard Lauder, (presidente de la marca de cosméticos Estée Lauder) observó con sorpresa que en los meses previos a una recesión económica, y también durante la misma, las ventas de pintalabios, en especial las de color rojo, se disparaban. Aunque el motivo de la correlación puede no estar muy claro, es un hecho que a medida que se acerca una crisis, los consumidores dejan de comprar bienes de lujo y los sustituyen por productos más baratos y sencillos. Así, por ejemplo, las mujeres dejarían de comprar productos de belleza caros (vestidos, joyas y cosmética de alta gama) y se centrarían en los más baratos, entre ellos el pintalabios de color rojo. Ha ocurrido en todas las crisis, comenzando por la de 1929, y otros grandes conflictos o catástrofes como el 11 S; y es una realidad que las grandes marcas de cosméticos, como Elena Rubinstein, se forjaron a partir de las guerras mundiales. La fiabilidad del “lipstick effect” o “teoría del pintalabios” se puede comprobar en la evolución de la propia Bolsa. En las tres últimas recesiones de los años 80, 90 y 2000, el sector europeo de productos personales superó al mercado en alrededor de un 100%.

Pero la teoría del pintalabios no se ciñe a las épocas de desgracias económicas, los expertos señalan que este fenómeno ya se ha detectado en momentos de grandes catástrofes como la Gran Depresión, la gran crisis económica y financiera que estalló antes de la Segunda Guerra Mundial... incluso tras los atentados del 11-S en Nueva York, la compañía Estée Lauder constató que la empresa estaba vendiendo más barras labiales de lo habitual. Los hechos demuestran que estos productos podrían suponer una vía de escape ya que las mujeres tendrían un mayor deseo de adquirir productos que les hiciera sentir atractivas.

Como otro dato anecdótico, existen otros indicadores similares pero menos representativos, que en algunos casos suenan a broma, son: el precio de un frapuccino en Starbucks, según el valor que alcanzan en los países donde se consume y comparándolo con el precio que tengan en USA, las ventas de galletas “María” y juegos de mesa, el éxito o fracaso de las rebajas, las ventas de coches, etc. Si bien los analistas reconocen la utilidad anecdótica de estos índices, siempre vuelven a los indicadores “oficiales” como verdaderas referencias, pero como decía un profesor: “Los economistas son los que mejor predicen el pasado”.

La historia cuanto menos es curiosa, así que es muy posible que a partir de ahora, después de conocer un poco todos estos índices “alternativos”, para saber la evolución de una crisis como en la que estamos inmersos, en lugar de consultar la prensa económica lo mejor sea acercarnos a la tienda de cosmética más cercana y preguntar a los dependientes “cuántos pintalabios rojos han vendido”.

20 jun. 2014

Los Gommini, los 133 tacos con más clase y elegancia de Tod's


Italia, como no podía ser de otro modo, es la cuna de una de las marcas de calzado más emblemáticas y cotizadas de las últimas décadas.

La exitosa historia legendaria de la marca de lujo italiana Tod´s se basa en la tradición familiar: el zapatero italiano Filippo Della Valle fundó una pequeña fabrica del zapato a principios de la década de 1900. Posteriormente su hijo Dorino manejó el negocio familiar a finales de 1920.

Sin embargo la La marca Tod's como tal, se funda en los años 70, cuando su hijo mayor Diego Della Valle, lo convierte en una gran fábrica y comienza a producir zapatos para los almacenes estadounidenses pasando a convertirse en una empresa industrial. Es en ese momento cuando decide crear un nuevo tipo de zapato, algo cómodo pero siempre basándose en el estilo de vida clásico y elegante de los italianos. Así desarrollaron unos mocasines flexibles con suela de tacos de goma y nacieron los Gommini,( cambiando el nombre de la firma; de Della Valle pasó a Tod’s, un apellido con sonoridad anglosajona y mayor proyección internacional ) un nuevo concepto de zapato para hombres cuya suela está formada por 133 esferas de goma y que al poco tiempo de su lanzamiento se convirtieron en el accesorio imprescindible de los italianos más elegantes. En el año 1997, ampliaron sus diseños y comenzaron a realizar otro tipo de accesorios, como bolsos para mujeres y gafas graduadas, a los que trasladaron el respeto y la pasión por la precisión, fidelidad a la tradición y capacidad innovadora.

Los Gommini, o tacos de goma, Se caracterizan por tener una estructura superflexible. La suela queda sustituida por una serie de hileras con 133 taquitos de goma que se extienden hasta el mismo talón. El origen de este modelo se sitúa en Italia (conocidos como “gomminos”). Se inspiraron en el calzado de los conductores de los años 50, pero fue a finales de los años 70 cuando Della Valle creó el modelo Tod, añadiendo los tacos de goma y fabricándolo con las mejores pieles, consiguió un híbrido entre los mocasines y aquellos zapatos de conducir, en un intento de lograr un zapato que combinase con un traje, pero restándole formalidad, y sin renunciar a la calidad del diseño italiano. El nombre de la marca lo sacó de una guía de teléfonos de Boston escogiéndolo por su facilidad de pronunciación. El patrón perforado de la base por el que asoman los tacos se recorta a mano, la suela va cosida al empeine y el resultado es moldeado a mano en una horma igualando las puntadas con un martillo. Son en resumen, los pasos de la compleja elaboración de un zapato de gran éxito hoy en día (tanto en calzado masculino como femenino). Imprescindibles en verano.

Siguiendo técnicas de trabajo artesanal de la más alta calidad. Después de diversas fases de producción y exhaustivas fases de control del producto, éste es destinado a convertirse en un producto único y exclusivo.Por ejemplo, para la fabricación de un zapato Tod’s son necesarios más de 100 pasos, desde el corte manual de la piel hasta el cosido de cada uno de sus componentes. Hay zapatos que incluso necesitan hasta 35 piezas de piel diferentes, cada una de ellas tratadas y controladas manualmente antes de ser ensambladas.

Cada pieza es única y cada par de zapatos se examina individualmente. El modelo que no llegue a los valores de calidad máximos se procede a su eliminación.

Tod’s, marca 100% Made in Italy, ha sido siempre sinónimo de altísima calidad , lujo y elegancia sin ostentación, que se traduce en productos realizados con las mejores pieles y siempre siguiendo el principio inamovible de el “hecho a mano”, todo ello ha contribuido a que el gommino sea hoy por hoy un zapato único, reconocido y apreciado en todo el mundo, y que puede presumir de tener una multitud de seguidores.

13 jun. 2014

La brillante historia de los diamantes Tiffany

Los diamantes de Tiffany, la joyería situada en la Quinta Avenida de Manhattan (Nueva York), se popularizaron como símbolo de la clase y del glamour a partir del estreno mundial del largometraje Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany´s), la película, inspirada en el libro homónimo de Truman Capote, y protagonizado por Audrey Hepburn ( que lucía esplendorosa) y George Peppard. Pero, ¿cuál es su historia y quienes la crearon?

Sus orígenes se sitúan en torno al año 1837, cuando Charles Lewis Tiffany y su cuñado, John B. Young iniciaron su recorrido y fundaron una compañía dedicada a la venta de artículos de lujo y de papelería que bautizaron como Tiffany & Young. Con la llegada del otoño, estos emprendedores abrieron las puertas de su local sobre la calle Broadway, ya instituida como una de las más destacadas de la siempre glamorosa Nueva York. Aquel día, la caja recaudó la insólita suma de... ¡4,98 dólares!

En 1848, sería cuando Charles Lewis (apodado “El Rey de Diamantes”) diseñó el famoso anillo de compromiso con un diamante en el centro que recibe luz por todas sus caras. Más tarde, en 1853, la compañía paso en exclusiva a manos de Charles, que cambió su nombre por el de Tiffany & Co; y en 1887 adquirió los diamantes de la corona francesa. 

Tras su muerte, dejó un gran legado a su hijo Louis Comfort Tiffany, quien junto al diseñador George Paulding Farnham, tuvieron un rol decisivo a la hora de imponer la marca como sinónimo de elegancia. Con ellos la marca comenzó a cautivar al público en las principales exposiciones de joyas que se hacían a principios del siglo XX. No sólo creaban esos accesorios que toda mujer desea lucir, también diseñaban objetos para los hogares.

A finales del siglo XIX, la fortuna personal de Charles Lewis Tiffany ascendía a 11 millones de dólares y la firma tenía locales, entre Londres, París y Ginebra. En la década del 20, después de la Primera Guerra Mundial, los locales de Tiffany eran frecuentados por gente de la realeza y de la más alta clase social de muchos países. Sus diamantes eran los más codiciados.

Sin embargo, esta empresa no escapó de la crisis del 30. En enero de aquel año, en París, se vendieron tan sólo tres collares; balances similares tuvieron las otras tiendas.Con un mundo que veía los comienzos de la Segunda Guerra Mundial, en 1940 la firma llegó a la Quinta Avenida. Los medios de ese momento destacaban la luz que emanaba de los zafiros, las esmeraldas y los miles de piedras que podían observarse en ese nuevo espacio. Luego de Pearl Harbor, parte de la fábrica estadounidense de la empresa fue dedicada a la producción de elementos de guerra; pese a ello, la imagen de Tiffany siguió asociada a la moda.

Los años transcurrieron y llegó la explosión mediática. La carismática Audrey Hepburn se puso en la piel del personaje de Capote y ya nada fue igual. Este hecho terminó de posicionar a la marca de joyas como uno de los pilares del lujo del siglo XX.

Atraer, y mucho, ha sido siempre el secreto de Tiffany. Entre sus históricos clientes se cuentan Abraham Lincoln, Richard Burton y Liz Taylor, y ahora Madonna, John Travolta y Ronaldo que mueren por sus encantadoras propuestas. El cuidado por las formas, las más fascinantes piedras preciosas y la elegancia de los detalles sigue intacto.

Es desde entonces hasta nuestros días, el emblema del buen gusto y la elegancia que ha hecho suspirar a mujeres de todo el mundo y soñar con finales de película, sino que se lo pregunten a Holly Golightly (Audrey Hepburn en Breakfast at Tiffany’s).

Desde sus inicios, el color seleccionado, que patentaron posteriormente y que se convirtió en el símbolo de la firma, fue el color azul de la cáscara de los huevos de un pájaro llamado petirrojo azul o forget-me-not azul. Este color distintivo fue elegido debido a la popularidad de la turquesa en la joyería del siglo 19 ya que era el favorito de las novias victorianas, que a menudo daban a sus damas de honor, a modo de souvenir, un broche como recuerdo del día de la boda. Se cree que esta popularidad de la turquesa pudo haber motivado la elección del color.

Y el nombre con el que se conoce? Pues evidentemente Azul de Tiffany ( Tiffany blue) Pantone 1837 (corresponde al año de la fundación de Tiffany & Co.)

6 jun. 2014

Snoopy, el beagle más famoso


Conocéis al beagle más famoso del mundo?..está claro que os sonará su nombre ..hablamos de Snoopy. Hoy vamos a echar una mirada atrás en el tiempo porque seguro que él y sus amigos estuvieron muy presentes en nuestra infancia.

Si se ha de hablar de Snoopy, también se debe de hablar del resto de la pandilla Peanuts, por lo menos de Charlie Brown y de Woodstock (su "dueño" y fiel compañero, respectivamente)

En 1948 Charles M.Schulz realizó una tira de prensa protagonizada por una pandilla de niños con el título de "Li'l Folks" que comenzó a publicarse en el St Paul Pionner Press. 


Dos años después rompió relaciones con este periódico y ofreció la tira a diversos editores, hasta que la aceptaron los responsables de United Features Syndicate, que le cambiaron el nombre por el de "Peanuts" ("Cacahuetes") en alusión al pequeño tamaño de sus protagonistas., aunque al creador nunca le gustó el título de las tiras (Peanuts), ya que fue impuesto por su editor.

El mundo infantil de los Peanuts (también conocido como Snoopy, Rabanitos, Charlie Brown o Carlitos) conquistó Estados Unidos como una alternativa definitiva a los personajes blandos de Disney.

Schulz garabatea la vida y los pensamientos de un grupo de niños que frecuentan la escuela de enseñanza general básica. Su creador no imaginaba entonces que sus historietas se convertirían en uno de los más populares cómics de todos los tiempos. En 1960, Snoopy se publicaba en 2.200 periódicos. Dibujó cada línea, cada fondo y cada imagen de sus 7 tiras semanales durante toda su vida, la mayoría de dibujantes célebres tienen un equipo de dibujantes que le pasan los dibujos a tinta o hasta les hacen la parte de dibujo, mientras ellos sólo esbozan el argumento y los textos.

En los primeros días, no estaba claro quién era el dueño de Snoopy. Era un perro sin dueño que jugaba con los diversos niños. Cuando pasa el tiempo, Snoopy comenzó a interactuar con Charlie Brown con más frecuencia que los otros niños. Finalmente se confirmó que Charlie Brown es el dueño. Brown, el que por principio era el "líder" de los Peanuts, es indiscutiblemente, el clásico perdedor que tanto gusta a los americanos ver triunfar. Un auténtico representante de cómo la ley de Murphy puede cebarse en una persona concreta y convertir en fracaso todo lo que intenta. Porque incluso el auténtico éxito de los Peanuts llegó con su perro, Snoopy, que pronto le arrebató el protagonismo de un mordisco.

La inspiración para crear la imagen de Snoopy vino del propio perro de Schulz, "Spike", se dice que es un sabueso de raza Beagle . Snoopy NUNCA habla, pero siempre se las arregla para expresar lo que siente.En un principio, Snoopy iba a llamarse Sniffy, pero ya había otro perro de animación con ese nombre.Años más tarde de su primera aparición es cuando Schulz decide darle más personalidad haciéndolo caminar en 2 patas, erguido como una persona.Su hobby principal es practicar el golf, aunque también forma parte del equipo de beisbol de Charlie. No duerme dentro de su casita por razones claustrofóbicas, por eso siempre lo vemos encima de ella junto a su fiel compañero Woodstock, con el cual mantiene largas conversaciones y curiosas aventura. Nuestro famoso amigo estuvo en silencio los dos primeros años de su existencia, hasta 27 de mayo 1952 cuando verbaliza sus pensamientos por primera vez a través de un globo de pensamiento (dispositivo que utilizaría para casi todas las apariencias de Snoopy en la tira a partir de entonces).

Todavía hoy, años después de la publicación de la última tira por la muerte de su creador, Snoopy sigue siendo el personaje de cómic más utilizado por las grandes multinacionales para promocionar sus productos.Hoy en día, las tiras cómicas de Peanut pueden verse en 2.000 periódicos de 75 países, en 21 idiomas diferentes, además de en otros formatos, como en películas o en series animadas por internet.

Como curiosidad, vale la pena destacar que existe un parque de atracciones de Snoopy, se llamaKnott's Berry Farm, está situado en el condado de orange, en California. Fue el primer parque temático de toda américa, fundado en 1920.