27 feb. 2014

Estos últimos años ha sido muy frecuente ver unos carteles de colores diversos con un mensaje muy claro y conciso... Keep Calm and Carry On... y aunque me llamaban la atención, al principio no le di mucha importancia creyendo que eran sólo unos pósters vintage. Pero tiempo después la curiosidad pudo conmigo y quise averiguar cuándo y por que fue inventada esa frase.

Su historia se remonta al año 1939, justo cuando tenía lugar la Segunda Guerra Mundial. El encargado de inventar esta frase fue el Ministerio de Información Británico con el objetivo de fortalecer la moral de los ciudadanos en caso de desastres causados por la guerra y transmitirles calma y seguridad en caso de ataque.

Se imprimieron más de dos millones y medio de carteles a un solo color y con el dibujo de la corona del Rey Jorge VI, pero empapelaron la ciudad con otros dos modelos más: Freedom is in Peril. Defend it with all your might (La libertad está en peligro. Defiéndela con todas tus fuerzas) y Your Courage, Your Cheerfulness, Your Resolution will Bring Us Victory (Tu coraje, tu alegría y tu determinación nos traerán la victoria). Este último fue el más popular durante la guerra. Estos carteles se distribuyeron en números limitados, por lo que jamás se popularizó en aquellas épocas

Pero, ¿cómo ha llegado a nuestros días?. El redescubrimiento del póster en cuestión sucedió en el año 2000 cuando gracias a Stuart Marley que por casualidad fue encontrado en Barter Books una tienda de libros de segunda mano en Alnwick, Inglaterra. Después de dicho hallazgo, decidió enmarcarlo y colgarlo en la tienda. Sus clientes empezaron a interesarse tanto por el cartel que en unos años el "boca a boca" lo ha convertido en una de las frases más repetidas, vendidas e imitadas. Incluso ha sido usado por agencias de publicidad para promover campañas sociales, y se ha impreso muchas veces como pósters para diversos usos.

Y seguro que os preguntaréis por que nos atrae tanto y goza de tanta popularidad? Pues la respuesta puede ser porque el mensaje es de contenido claro y además tiene ese aire con un "look vintage”, tan de moda en nuestros días. 

Además el hecho de que pueda ser tan reproducido es el hecho que está bajo dominio público, así que cualquier persona puede utilizarlo con los fines que quiera. Los derechos de autor en el Reino Unido duran 50 años, y como ese tiempo ya había pasado, el dueño de Barter Books tuvo libertad para poder re-imprimir los posters a pedidos de clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario